Cala Saona

Cala Saona

Puede ser una playa que parece una cala o una cala que imita a una playa. El agua de Cala Saona es lo primero que llamará la atención del que la visite, puesto que su intenso color turquesa resalta inevitablemente ante los ojos de cualquiera.

El arenal, ubicado en un entorno soberbio, posee 140 metros de longitud por 120 de ancho, pero que nadie se fíe de las dimensiones, la playa siempre está muy concurrida, sobre todo a la hora de la puesta del sol. El suave desnivel de la playa (a 40 metros de la orilla sellega a los 180 cm de profundidad) la hace idónea para la familia.


Aparcamiento

Bar

Hamaca

Papelera

Restaurante

Deportes acuáticos

deal-image

Els Pujols

Es la playa más tradicional

deal-image

Migjorn

Se trata de la playa que recorre todo el sur de la isla.

deal-image

Ses Illetes

Quizá sea la postal más conocida de Formentera

deal-image

Espalmador

Es una playa de aspecto caribeño

deal-image

Es Ram

Zona Rocosa Poco Conocida

deal-image

Punta Prima

La zona de baño se encuentra debajo de un acantilado

deal-image

Ses Canyes

Posee un arenal de unos 85 metros de largo en el que no sorprende la práctica del nudismo.

deal-image

Es Calo

Es una de las playas con más encanto de la isla.

Aparcamiento

Bar

Hamaca

Papelera

Restaurante

Deportes acuáticos